Despedidas

el

Cuando un nuevo año empieza nos encanta decir aquello de “Año nuevo, vida nueva” pero, con los años, he aprendido que un año nuevo sólo significa un nuevo comienzo, nuevas oportunidades y, por qué no, una nueva etapa en este camino que es la vida.

Hace ya un tiempo que enero es un mes de despedidas más que de comienzos, y no por eso tiene que ser un mal año, aunque sí es un modo de empezarlo con el morro torcido. Enero me está regalando, por segundo año consecutivo, un sabor más bien agridulce, un poco de tristeza y muchísima melancolía.

Quiero pensar que de todos aquellos que nos despedimos siempre queda algo en nosotros, que no desaparecen por completo, quizá sea una forma un poco fantasiosa de hacer el dolor y la soledad un poco más llevaderos.

Hoy me despido de uno de los seres más importantes de mi vida durante los últimos 14 años, que ya son años, y quiero daros la bienvenida a este nuevo año que, para mi, ha venido cargado de motivación, de ideas, de ganas y de creatividad.

Gracias por darme las alas y el empujón que me hacían falta desde hace ya un largo año.

archivo 29-7-15 13 50 49Nos vemos en algún lugar, no muy lejano.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s